¿por qué no se retiraron antes sus restos?

¿por qué no se retiraron antes sus restos?

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha anunciado que José Antonio Primo de Rivera y Gonzalo Queipo de Llano serán exhumados. En cuanto el BOE publique la nueva ley de memoria democratica, el Gobierno iniciará los trámites para trasladar sus restos. LaSexta Clave hace un repaso a dónde se encuentran enterrados sus cuerpos y qué conflictos podrían haber para proceder a la exhumación.

José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange, en el Valle de los Caídos, en el altar mayor, en un lugar preeminente. El teniente general Gonzalo Queipo de Llano se encuentra en una de las capillas de la Basílica de la Macarenaen Sevilla.

En el caso de Primo de Rivera, fue enterrado en el Valle de los Caídos porque le vino bien a Franco. El franquismo se convirtió en un mártir, se apropiaron de sus siglas, de sus símbolos y de su muerte. Y en esa apropiación, enterrarlo en el Valle les venía bien. porque servía para ‘significar’ el Valle según sus criterios, para dotar a un monumento vacío de entidad. La familia no estaba de acuerdo, siempre protestopero no debido a mucho.

En cuanto al general Queipo de Llano, ejecutor de la estrategia golpista en el Sur: en Andalucía y Extremadura, fue enterrado en la Basílica porque ayudó a construirla. Era el hombre que avisaba, sin pudor, que las ‘rojas’ serían violadas por los soldados franquistas, un sanguinario durante la guerra y en la represión, alguien que no veía compatriotas, veía enemigos a aniquilar.

Como ayudó a pagar la construcción de la basílica de la Macarena, cuando murió, en los años 50, la hermandad quiso agradecérselo enterrando en una de las capillas, y ahí está desde entontes. Sin embargo, la lápida no es la que colocaron el día que le enterraron.

En la primera tumba se pudo leer la calificación de “teniente general”, la fecha de su muerte y la fecha del inicio del golpe, el 18 de julio. Con la primera ley de Memoria Histórica, los símbolos propios de otra época no pudieron mostrarse en público, y la hermandad de la basílica cambió la inscripción por la de “Hermano mayor honorario”.

La duda que surge ahora es por qué no se llevó el Gobierno a José Antonio ya Queipo de sus tumbas con la anterior Ley de Memoria con la que sacaron a Franco del Valle de los Caídos. Lo cierto es que la ley anterior, en lo que respeta al Valle de los Caídos, estaba centrada en Franco, mientras que la nueva habla de sacar de ese espacio a quienes ocupan un lugar preeminente, como ocurre con José Antonio Primo de Rivera.

Respecto a Queipo de Llano, la ley anterior habló de retirar símbolos y elementos públicos que estuvieran en la calle o que se vieran en la calle. Pero ahora, la ley especifica: cuando estén en un lugar privado religioso, pero con proyección a un espacio o uso público, también deberán retirarse.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *