La Fiscalía investiga a un mallorquín expulsado del Elías Ahúja

La Fiscalía investiga a un mallorquín expulsado del Elías Ahúja

La Fiscalía de Madrid ha abierto una investigación sobre los gritos machistas de universitarios del colegio mayor Elías Ahúja por un presunto delito de odio. El joven que inició la acción es un mallorquín de 20 años que se llevó en el colegio San Cayetano de Palma, según ha podido saber última hora. El estudiante, que fue quien inició la acción que se ha hecho viral, ha sido expulsado del centro durante 15 días, informan fuentes cercanas al entorno del chico. El Ministerio Público ha requerido a la Policía que le remite toda la informacion sobre el episodio de insultos machistas que los estudiantes del Elías Ahúja dirigieron el pasado domingo contra unas jóvenes del cercano colegio mayor Santa Mónica.

La Fiscalía madrileña, según informa la agencia Efe, ya ha practicado las primeras diligencias en el marco de la investigación abierta para determinar si los cánticos machistas podrían constituir un presunto delito de odio. El Movimiento contra la Intolerancia presentó el pasado jueves una denuncia contra los estudiantes por si su actuación supone un delito relativo al ejercicio de los derechos fundamentales y libertades. La Universidad Complutense de Madrid también ha abierto una investigación al respecto.

El vídeo fue grabado la noche del domingo y corrió como la pólvora en las redes sociales. El joven mallorquín aparece en las imágenes asomado a una de las ventadas de las habitaciones del colegio mayor Elías Ahúja e insulta, a gritos, a las estudiantes del santa mónica: «¡Putas, salid de vuestras madrigueras como conejas!, sois unas putas ninfómanas, os prometo que vais a follar todas en la capea, ¡vamos Ahúja!», exclama el exestudiante del colegio San Cayetano.

Al unísono se levantan las persianas de las habitaciones de las siete plantas de una de las fachadas del colegio y los estudiantes empiezan a preferir cánticos. La dirección del colegio mayor, que está adscrita a la Universidad Complutense y gestionada por la orden de San Agustín, condenó los hechos «incomprensibles e inadmisibles», según manifestó el subdirector del centro, Álvaro Nieto.

Una tradicion

El colegio mayor Santa Mónica lamentó que los estudiantes del Elías Ahúja no respetan «la igualdad y la dignidad de todo ser humano». Algunos de los residentes del centro realizaron una serie de declaraciones ante los medios de comunicación explicando que no se sintieron ofendidas ni se dieron por aludidas y que se trata de una tradición. «Se está sacando de contexto. Era un clásico escuchar ‘Mónicas, putas’ todas las noches». Un grupo de alumnas del Sindicato de Estudiantes se concentró ayer para pedir que la Universidad Complutense rompa su contrato con el colegio Mayor Elías Ahúja por los gritos machistas y también para anunciar la convocatoria de una manifestación de protesta el próximo lunes. Las activistas exhibieron un gran cartel: ‘Fuera machistas y fascistas de la universidad’.

.