“Es vergonzoso que quieran mantener beneficios y empobrecer a la mayoría”

"Es vergonzoso que quieran mantener beneficios y empobrecer a la mayoría"

“Salarios o conflicto”, ha vuelto a resonar este viernes a lo largo o ancho del país. Esta mañana ha tenido lugar la primera movilización de los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, en la anunciada escalada de protestas por el bloqueo de la patornal a un acuerdo de subida salarial. Con unas 400 personas frente a la sede de la CEOE en Madrid, y otras decenas de movilizaciones frente a los locales de las organizaciones empresariales de todo el país, los representantes de los trabajadores han exigido a los empresarios que se sienten a negociar una subida salarial ante la inflacion elevada.



CCOO y UGT llaman a salir a la calle el 7 de octubre y 3 de noviembre para exigir la subida de los salarios

Saber más

La protesta de este 7 de octubre ha coincidido con la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, en la que los sindicatos han reivindicado la “justicia salarial” y una subida de los sueldos que amortigüe el impacto de la inflación.

El líder de CCOO, Unai Sordo, ha criticado que los empresarios quieran salir de la crisis de precios como de la anterior, “empobreciendo a la mayoría social”. “Es vergonzoso decir que la apuesta patronal en España es mantener intactos sus beneficios, sus excedentes, sus patrimonios, sus dividendos… a costa de mantener a 17 millones de personas con una disminución de sus salarios reales. No nos vamos a renunciar a ese escenario por justicia, por igualdad, pero también por eficacia económica”, ha subrayado Sordo.

“Si no hay subida de salarios, no podemos decir que el trabajo sea decente”, ha destacado el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, que ha acusado a las empresas de “forrarse” con la subida de precios a costa de no subir salarios de sus plantillas.

Anuncio de “escenario de conflcitividad”

Como indica el lema de la campaña de movilización, los líderes sindicales han registrado a las organizaciones empresariales que la negativa a subir salarios va a significar un aumento de los conflictos en todo el país. Así, CCOO y UGT han adelantado un “escenario de conflictividad” en 2023 si no vuelven a sentarse en la mesa de diálogo del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), congelada desde principios de mayo.

“Delante de la sede de la patronal, queremos reiterar que o hay negociación o hay conflicto; o hay salarios o hay conflicto, ha dicho el secretario general de UGT.

Sordo ha advertido de que los empresarios quieren salir de esta crisis “por la puerta en la que han salido siempre”, haciendo “que sean los trabajadores los que paguen con sus salarios y, quizás, con sus puestos de trabajo”, por lo que ha criticado su “falta de corresponsabilidad con la marcha del país”.

Subidas de salarios del 4% este 2022

Las organizaciones sindicales han exigido a la CEOE su vuelta a la negociación salarial, que se rompió en mayo por el rechazo rotundo de los empresarios a incluir cláusulas de garantía de poder adquisitivo. Un salvaguarda fundamental para los sindicatos, abiertos a discutir sus términos, pero que solo aceptaban aumentos moderados de salarios en estos momentos si había un compromiso de actualizarlos según la inflación en los dos años siguientes para evitar la pérdida de poder de compra.

CCOO y UGT han explicado que las peticiones sindicales de subida salarial para este año han cambiado respecto a mayor porque la inflación ha resultado más elevada a lo largo de 2022.

“Volveremos a poner las propuestas encima de la mesa si se reabre. Nosotros lo que estamos planteando a CEOE son subidas salariales iniciales para 2022, 2023 y 2024. Tienen que estar para 2022 en el entorno del 4% o el 4,5%, pero la clave para llegar a un acuerdo son compromisos de recuperación de la actual pérdida de poder adquisitivo a lo largo de 2023 y 2024”, ha explicado Unai Sordo, recoge Europa Press. No obstante, ha aclarado que las cifras concretas de subida se negociarán en la mesa “cuando sea algo más que algo bloqueado”.

Desde UGT, Pepe Álvarez ha recordado que la concentración de este viernes irá seguida de asambleas y reuniones en las empresas a lo largo del mes para “acompañar a trabajadores que están negociando”, con la finalización el 3 de noviembre con “una gran manifestación en Madrid”.

“No es el final de nada, es el punto y seguido a la lucha, que va a continuar hasta que consigamos que la patronal se siente en la mesa de negociación con propuestas y podemos salir de la situación en la que nos encontramos. No se puede continuar manteniendo la situación que tienen los salarios en nuestro país”, ha agregado.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *